Mayaes de Caso

El hombre y con él, los animales domésticos, ha llevado a cabo desde tiempos inmemorables, un continuo e intenso proceso colonizador de la montaña asturiana.

Como resultado de esta práctica surgen las Majadas o Mayaes, una técnica compleja, que controla y explota un espacio desaprovechado, por medio de rebaños de ganado, principalmente vacuno, en régimen de trashumancia. Genéricamente se llama majada o mayada a las zonas de pasto situadas en las zonas altas o medias de las montañas, en donde, además, existe un conjunto de cabañas y cuadras, en las que el ganado y los pastores pasan el verano, tras la etapa invernal que transcurre en los pueblos.

img

Estos tipos de asentamientos estacionales varían en función del tipo de construcción, propiedad y forma de explotar el terreno. Así, los términos y palabras que determinan a estos lugares y que incluyen pastos y cabañas, son variadas: puertu, vega, majada o mayeu, campera, casa l monte, braña, etc.

img

Las más de 100 mayaes catalogadas en Caso se pueden clasificar en equinocciales (o de bajura) y estivales. Las primeras están a una hora o dos del pueblo, permitiendo al pastor desplazarse durante primavera y otoño del pueblo a la majada diariamente, mientras que las segundas, situadas a mayor altitud y distancia de los núcleos, disponen de estancias para que el pastor pernocte.

Han sido incluidas en el proyecto ¿Recuperación y Mantenimiento de Majadas, una Apuesta por la Sostenibilidad en Caso¿, premiado en el ¿III Concurso de Proyectos para el Incremento de la Biodiversidad¿. Para más información pinche el enlace.

www.lasmajadasdecaso.com